Inicio / Reseña Histórica

Reseña Histórica

El liceo Elvira Sánchez de Garcés, fue fundado en Mayo de 1900, (se desconoce el día), como escuela Municipal bajo la alcaldía de don Maximiliano de la Fuente, naciendo como una necesidad de ofrecer a los niños y niñas del sector de La Punta, un establecimiento más cercano a sus hogares, ya que hasta esa fecha solo un número mínimo de estudiantes asistía a la escuela de Codegua.

La naciente escuela funcionó durante muchos años en una casona antigua ubicada en calle Conde de La Conquista, de propiedad de una familia de apellido Viedma (posteriormente casa de don Rubén Rubio).

En el año 1919, el Ministerio de Educación la reconoce como escuela pública, asignándole el número 32. Tenía solo hasta 4° año de preparatoria. Más tarde,  en el año 1923, se crea  el curso 5° año y en 1924 el 6° año.

En 1942 se produce la donación de la mitad del terreno por parte de la sra Elvira Sánchez de Garcés, una asistente social que era propietaria de la mitad de la manzana. Más tarde, el Centro de Padres compró la otra mitad.

Durante el año 1943, un regidor de la época, dueño de los fundos La Punta y La Candelaria propone al alcalde don Juan Huidobro, dueño del fundo Pilay, construir la escuela, edificio que en la actualidad  es  el pabellón central, cuya obra se termina e  inaugura en el año 1944.

En 1965, siendo Presidente de la República don Eduardo Frei Montalva, se realiza la Reforma Educacional y se crea el 7° y 8° año. La escuela aprovecha las oportunidades educativas que entrega la reforma, ofreciendo la Educación Básica completa a los niños y niñas de Santa Teresa, Los Marcos y El Rincón.

Cabe hacer mención que desde el año 1958 al 1968, se crea un curso técnico para ex alumnas, de costura y moda, llamándose Grado Vocacional, muchas de ellas hasta el día de hoy trabajan como modistas.

Entre 1976 a 1977, el Ministerio de Educación crea una figura que se llama encasillamiento en que por un lado a los profesores se les otorga un grado y a los colegios

los clasifica en letras, de acuerdo a la cantidad de alumnos. La  escuela pasa a denominarse E N° 59 y  a los anexos de este mismo establecimiento, se les denomina  G N° 486 y G 487. Después de 1981. Ambos anexos comienzan a funcionar como escuelas

independientes.

 

En 1998, se hace realidad una sentida aspiración de la comunidad escolar de Las Punta: el Ministerio de Educación le otorga la calidad de Liceo y por acuerdo del Consejo de Profesores, desde esa fecha queda con el nombre de Liceo Elvira Sánchez de Garcés, honrando así  la memoria de una de sus benefactoras.

En los primeros meses del Año Académico 1998,  el liceo continúa con sus preparativos para acoger la Jornada Escolar Completa, JEC. El Centros General de Padres y Apoderados,  en conjunto con la Municipalidad,  adquieren el terreno contiguo al establecimiento, donde posteriormente se construyen 8 salas de clases, más las dependencias de Educación Parvularia. De esta forma el liceo ofrece a la comunidad educativa de la Punta y sus alrededores, Educación Parvularia, Educación Básica y Educación Media. Este importante hecho trajo como consecuencia un aumento significativo de  matrícula, alcanzando el número de 580 estudiantes, entre los años 2006 y 2007.

Muchos directores y directoras han pasado por este establecimiento educacional, entre ellos/as la señora Alvina Yáñez, don Máximo Moreno, don Leonel Sandoval, don Héctor Navajos, Sandoval del Nuero, don Tulio Andrades, don Mario Riquelme, señorita Jacqueline González, señora  Laura Guevara Ibarra. Su actual directora es la señora Claudia Quintanilla Castro.

Importante es señalar que el Liceo Elvira Sánchez de Garcés, adelantándose a los nuevos tiempos, fue el primer colegio en dar la oportunidad a  alumnas embarazadas para que terminaran sus estudios, acogió, antes de toda normativa oficial, a estudiantes con Necesidades Educativas Diferentes.

Finalmente, señalar que el Liceo Elvira Sánchez, en su  afán de dar satisfacción a las necesidades educacionales de la comunidad de La Punta y los sectores aledaños, está empeñado en  hacer realidad el sueño de ofrecer una Especialidad  Técnico Profesional, especialidad que al concretarse, permitirá que muchos estudiantes cuenten con una herramienta   para enfrentar su futuro, el que en innumerables ocasiones se ha visto frustrado, producto del aislamiento de las localidades que conforman el sector oriente de Mostazal.